Nipah: el letal virus para el que no hay tratamiento y que amenaza con convertirse en la próxima gran pandemia

El virus Nipah (VNi) fue detectado por primera vez en el año 1998 en Malasia durante un brote de la enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este primer descubrimiento el huésped intermediario fue el cerdo. Sin embargo, en 2004, en un nuevo brote en Bangladesh, las personas infectadas contrajeron este virus tras consumir savia de palma datilera contaminada por murciélagos fruteros infectados.

Jayasree K. Iyer, directora ejecutiva de la fundación sin fines de lucro Access to Medicine Foundationcitada por el periódico británico The Guardian, hoy existe un peligroso brote del virus Nipah en China, con una tasa de mortalidad de hasta 75%, erl que potencialmente podría ser una nueva pandemia de alcance global.

“El virus Nipah es otra enfermedad infecciosa emergente que causa gran preocupación”, dijo. “Nipah podría explotar en cualquier momento. La próxima pandemia podría ser una infección resistente a los medicamentos ” agregó.

Un funcionario de salud fumiga una granja de cerdos en Malasia después de un brote de virus Nipah en el área en 2004. Foto: Reuters

La Dra. Vivian Luchsinger, investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM), dice que además “el virus Nipah está clasificado como productor de una de las enfermedades de mayor riesgo y más peligrosa en estos momentos porque no se dispone de vacuna para prevención, no se dispone de tratamiento específico y un alto porcentaje de los enfermos se muere”.

El VNi, es una de las 10 enfermedades infecciosas de las 16 identificadas por la OMS como mayor riesgo para la salud pública, esto debido a que tiene una alta tasa de mortalidad que va desde el 40% al 75% despendiendo del origen del brote.

En su mayoría, como ocurrió en los brotes de Bangladesh y la India, el origen de este virus estuvo relacionado con el consumo de jugo de palmera datilera. Esto porque los murciélagos relacionados a esta enfermedad son frutícolas, o sea de quienes se alimentan de la fruta y por ende también conviven cerca de esta y pueden eliminar sus heces sobre esta.

Síntomas y transmisión

Los síntomas principales de esta enfermedad “son fiebre, dolor de cabeza, cefalea, puede producir algunos sistemas respiratorios y la complicación más grave, y más importante es la encefalitis” dice Luchsinger.

Se trata de un virus muy particular, que causa síntomas respiratorios en los casos leves, pero en los más severos puede causar inflamación cerebral, llamada encefalitis, que puede ser mortal, el Dr. Juan Diego Maya, director del ICBM.

Imagen microscópica del virus Nipah.

Con relación a la transmisión, esta se da en los lugares que habitan los murciélagos frutícolas, que es el vector, es donde está el virus. En el caso de Chile la investigadora Luchsinger, señala que “acá no lo tenemos, no existe, nunca ha sido notificado”.

Dada la alta mortalidad de los enfermos, es difícil que el infectado logre viajar estando con la enfermedad y por lo tanto es menos probable que el virus llegue al país, “pero además necesitamos el hospedero, el murciélago o los cerdos que no están infectados” agrega.

Estudios y prevención

Como otras patologías en similar contexto, el interés y la inversión para investigar esta enfermedad son todavía limitados. Esto tiene que ver con que epidemiológicamente aún no generan impactos significativos en los sistemas de salud. “Pero debemos siempre tener en cuenta que esta situación, entre otros factores por el cambio climático, puede evolucionar en cualquier minuto, y hacer que las condiciones para la propagación del virus se modifiquen y se vuelva más agresivo” dice Maya.

En tanto, el mecanismo de precaución para evitar la transmisión del Nipah es cambiar los hábitos de quienes viven en las zonas propensas a contraer el virus, sobre todo quienes conviven día a día con los murciélagos frutícolas.

Pteropus, uno de los géneros de murciélagos frugívoros que pueden transmitir el virus a través de frutas.

Por ejemplo, el hábito del consumo de frutas debería de cambiar. Si los alimentos están mordidos obviamente no deben ser consumidos, o en el caso de Bangladesh, donde se han detectado casos en los últimos años, tener cuidado con los alimentos que se consumen en las calles.

Respecto a los cerdos, “es importante el manejo de estos, de los infectados, obviamente aislarlos y es importante las prevenciones de los elementos de protección personal que deben utilizar todos aquellos que trabajan con ellos” agrega la Dra. Luchsinger.

Veasna Duong, jefa de la unidad de virología del laboratorio de investigación científica Instituto Pasteur en Phnom Penh, y quien investiga este virus en Camboya, consultada por la BBC, dijo que “la gente y los perros callejeros (de sectores de este país) caminan todos los días bajo construcciones expuestas a la orina de los murciélagos”.

Uno de los lugares donde esta investigadora ha identificado murciélagos frugívoros y otros animales que están en constante contacto con humanos en Camboya, es el mercado de Battambang. Sector donde ha visto una alta exposición a estos animales, sobre todo en el consumo de alimentos.

Mercado de Battambang.

Se considera que por tanto este tipo de interacción como un “intercambio de alto riesgo” y que puede producir contagio y a la larga “este tipo de exposición podría hacer que el virus mute, lo que podría causar una pandemia”, señaló Duong.

De 11 diferentes brotes de Nipah identificados en Bangladesh entre 2001 y 2011, se detectaron 196 con este virus. De ellas 150 fallecieron.

Ssegún el sitio de Organización Mundial de la Salud, el VNi está en la lista de proyectos de amenazas epidémicas que necesitan una acción urgente. Esta lista, llamada R&D Blueprint, es una estrategia global y un plan de preparación que permite la activación rápida de actividades de investigación y desarrollo durante las epidemias. ¿Su objetivo? acelerar la disponibilidad de pruebas, vacunas y medicamentos eficaces que puedan utilizarse para salvar vidas y evitar crisis a gran escala.

 

Fuente: La Tercera

Deja un comentario

× WhatsApp